El espejo Mágico
Ristre Napoleónico
Facebook
E-mail
 


BTC. Formato de libro electrónico de Spaniola Way Publishing Co. (Book Tech). Se adapta de forma automática al equipo lector, y detecta si se trata de un PC, una tablet o un smart phone.
PDF. Formato estándar de edición electrónica de Adobe Systems. Actualmente es un estándar abierto y oficial reconocido por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO).


EL PROYECTO de Ristre Napoleónico seguía la línea de las publicaciones del Grupo Medusa, y acompañaba sus publicaciones de una enorme cantidad de material gráfico, lo que permitía ofrecer al lector una información de gran calidad como acompañamiento de los textos.


Hemos buscado en colecciones privadas, museos y bibliotecas de todo el mundo, lo que garantiza la inclusión de información de la época de gran calidad, como esta lámina de las tropas españolas en Alemania en 1807, conservada en Anne S.K. Brown Colection (Estados Undios).




Las infografías de armas, como esta de los fusiles y carabinas francesas del periodo 1789-1815 o los soldados españoles de infantería ligera representados debajo, formarán parte de los artículos de unidades, batallas o campañas.


          
          




Las banderas en infografías de detalle a todo color fueron una de las señas de identidad de la revista Ristre Napoleónico, como lo son en la actualidad de los libros que Miguel del Rey yo hacemos para le editorial EDAF.



Por supuesto los mapas, de alta calidad y con un moderno y claro diseño, combinados con ortofotografías del terreno para poder representar desde campos de batalla a una visión global de la estrategia o las campañas.









... y como siempre las fabulosas ilustraciones de Luis Leza y otros magníficos dibujantes.




 

«La batalla de San Marcial»

Augusto Ferrer Dalmau, 2013

.Portada             .Inicio            .Boletines            .Guardias Viejas            .Cuadernos de Viaje            .Ristre Napoleónico

Los 4 artículos listos el 1 de febrero

ESPAÑA Y LAS GUERRAS NAPOLEÓNICAS






«Ristre Napoleónico» nació como respuesta al creciente interés existente por lo sucedido en el convulso periodo que transcurre entre 1789 y 1815, en el que se decidió el destino de la Europa contemporánea y que para España significó uno de los mayores desafíos de la historia, la invasión francesa de 1808.


Los promotores de la idea pensamos en crear una revista y además acompañarla con una colección de libros que mostrasen las guerras napoleónicas desde una perspectiva netamente española, algo que nunca se había hecho. No obstante, creo que es de gran importancia destacar que Ristre Napoleónico fue un proyecto totalmente independiente que nunca recibió subvención alguna de ninguna Administración (ni estatal, ni autonómica, ni local), lo que ya en principio la diferenció netamente de la práctica totalidad de trabajos similares realizados en España.


Desgraciadamente nuestro trabajo se vio entorpecido por la escasa capacidad económica de las empresas que apoyaban nuestra iniciativa, puesto que tenían otros objetivos, lo que provocó la desaparición de la revista en su número 6, pero no ha detenido el proyecto, ni nuestro trabajo. Por ello, desde estas páginas queremos invitarles a seguir en nuestro camino.


ACCESO RESTRINGIDO A SUSCRIPTORES DE PAGO:


  1. Viñeta  10 artículos al año.

  2. Viñeta  20,00 € (a 2,00 € por artículo)


Para suscribirse, envíe un correo a:  suscripciones@carloscanales.net


... Y  ACCESO GRATUITO A LOS MIEMBROS DE:


Club «Amarillos Viejos»                                          




El «Clan del Lobo»




La «Escóbula de la Brújula»




Asociación Cultural «Blas de Lezo»



Suscriptores de las colecciones «Clio» o «Trazos de Historia» (Editorial EDAF-Algaba)





Haga clic en la imagen para ver mis cuadernos de viajes:



El enigma de los «húsares españoles»


Cuando en 1793 España se vio envuelta en la guerra contra la Francia revolucionaria no había en nuestra caballería ningún regimiento de húsares, a diferencia de lo que ocurría en los ejércitos franceses, donde este tipo de unidades ligeras de origen húngaro, tenían una gran tradición. Sin embargo, gracias al interés y el esfuerzo de algunos especialistas del Real Ejército, pronto vio nuestro país renacer un regimiento de húsares: los Húsares Españoles, el primero del instituto en nuestra caballería desde 1747.




Las unidades de «Émigrés» franceses en España


Tras el estallido de la Revolución más de un cuarto de millón de franceses abandonaron su patria, donde muchos de ellos comenzaron de inmediato a formar unidades militares con las que combatir al nuevo régimen. En España el proceso fue similar al ocurrido en Austria, Prusia o el Reino Unido y fueron muchos los que pronto estuvieron listos para tomar las armas contra el nuevo gobierno de su patria. Desposeídos de su nacionalidad y bienes, combatieron con enorme tesón y valor bajo la bandera de una nación que no era la suya. Esta es su desconocida historia.



El combate de Majadahonda y Las Rozas de 1812


En la batalla de los Arapiles (julio de 1812) , la caballería portuguesa había desempeñado un buen papel. A pesar de contar con monturas de una calidad no muy buena y un entrenamiento y experiencia inferiores al de sus enemigos franceses y aliados ingleses, el resultado de la batalla, y su destacada actuación, había llenado a los jinetes lusos de orgullo y autoestima. Sin embargo, para su desgracia, el duro y correoso enemigo con el que se enfrentaban desde hacia cuatro largos años distaba mucho de estar vencido y pronto iban a probar el amargo sabor del acero francés.




«Les Canaris» en España, el batallón de Neuchâtel


El 1 de marzo de 1848, en medio de la oleada de revoluciones que azotaba Europa entera, se produjo una curiosa revuelta en un pacífico y próspero principado bajo la soberanía de Prusia desde 1814, Neuchâtel. Tras vencer fácilmente a las tropas prusianas los ciudadanos proclamaron la república y se unieron a la Confederación Helvética, de la que siguen formando parte. Era el punto final a una de los más extraños episodios que las Guerras Napoleónicas, en las que participó en combate una unidad legendaria: los «canarios» de Neuchâtel.





                                                                                 
 

En la resentación de «Ristre Napoleónico»

Coruña, 2004