amp templates
Mobirise

LA H&K VP70

El arma de los marines coloniales

Seguro que han visto la película de 1986 «Aliens: el regreso» (conocida como «Alien 2: el Regreso») en Latinoamérica, película de Sci-Fi estadounidense dirigida por James Cameron,y producida por Gale Anne Hurd, protagonizada por Sigourney Weaver, Carrie Henn, Michael Biehn, Paul Reiser, Lance Henriksen, William Hope y Bill Paxton. Es una secuela del film dirgido por Ridley Scott, en 1979 «Alien», y fue la segunda entrega de la serie cinematográfica del mismo nombre. La película narra el regreso de la teniente Ellen Ripley, junto con una unidad de infantería de marines coloniales, al planeta donde ella y sus compañeros de la nave «Nostromo» habían recogido una criatura alienígena hostil que acabó con toda la tripulación, menos con la propia Ripley.

Con esta segunda parte se sientan las bases del universo ficticio de la saga Alien. A partir de ella nacerían dos secuelas más, una precuela de la primera parte de Alien y varios crossovers, así como una serie de comics y videojuegos que se rigen o por la historia original o por historias alternativas.

En la película, la unidad de marines coloniales mandada el teniente Scott Gorman, es enviada para saber que ha ocurrido en la colonia LV-426, con la que se ha perdido el contacto. Abordo de la nave de guerra «Sulaco», Ripley se une a los marines coloniales, incluidos el sargento Apone (Al Matthews), el cabo Hicks (Michael Biehn), los soldados Vásquez (Jenette Goldstein) y Hudson (Bill Paxton), el androide Bishop (Lance Henriksen), entre otros. La expedición, fuertemente armada, desciende a la superficie del LV-426 en una nave de desembarco, donde encuentran la colonia, aparentemente abandonada, y donde le grupo tendrá que vérselas con toda una colonia de Xenomorfos («Aliens») y con su tremenda reina. 

Los marines coloniales llevan un equipo individual peasado, incluyendo armaduras corporales, cascos y fusiles de pulso, pero para su defensa personal cercana van armados con una original y llamativa pistola: La Heckler & Koch VP70, un arma fascinante, de la que tengo un ejempalr impecable que uso para tiro deportivo (es de 9 mm Parabellum).
Mobirise
La principal arma reglamentaria portátil de los marines coloniales es el Armat M41A. Es un fúsil de asalto de acción de pulso electromagnético («pulse rifle») con reámara para municiones sin vaina de 10×24 mm (M-309), de 210 «grains», con camisa de acero y punta explosiva incrustada dentro de un bloque del propulsor rectangular de Nitramina 50. Lleva además incorporado un lanzagranadas de 40 mm. Fue empleado por el Cuerpo de Marines Coloniales de los Estados Unidos y por el Ejército de los Estados Unidos como su arma de infantería principal del siglo XXII. Por su uso en el USCM, se empleó de forma regular en enfrentamientos con Xenomorfos («Aliens») y Yautja («Depredadores»).

La Heckler & Koch VP70, o H&K VP70, tiene una intersante historia, pues fue la primera pistola en tener un armazón de polímero y se anticipó a la famosa pistola austriaca Glock 17 por nada menos que 12 años, si bien el fusil Remington Nylon 66 de 1959, fue la primera arma de fuego que empleo polímeros. 

La H&K VP70, pesaba 820 g descargada, por lo que era más ligera que la mayoría de las pistolas de su tiempo, ya que VP es el acrónimo de «Volkspistole»​ (literalmente «Pistola del Pueblo»), siendo el número 70 indicativo de su primer año de producción: 1970.

Una característica original es que combina de una funda-culatín para la versión VP70M. La funda-culatín tenía una palanca selectora de disparo, que montada, permitía seleccionar el modo de disparo. La cadencia de disparo cíclica en ráfaga corta (de tres disparos) es de 2200 disparos/minuto. Cuando no está montada, se puede usar como una funda.

La VP70 montaba un percutor lanzado (al igual que las Glock). Es de doble acción única, por lo que la presión sobre el gatillo es relativamente fuerte, y en lugar de un punto de mira tipo cuchillo, la VP70 tenía una original rampa pulida con una entalle central al medio para producir la ilusión de un punto de mira oscuro, y disponía de un seguro manual. Un botón circular situado en el armazón, justo detrás del gatillo, siendo un usual seguro transversal.

Com una longitud total de 204 mm, el cañón era de 116 mm, y es cómoda y fácil de disparar, además de bastante precisa. Concebida principalmente para uso militar y policial no consiguió reemplazar en el «Bundeswehr» el ejército de Alemania Federal, a la confiable y eficaz Walther P-38 (en la actualidad el arma reglamentaria es de Heckler & Koch, la pistola H&K USP, de dotación también en España). 

Los únicos países que operaron con ella fueron Marruecos, Paraguay y Portugal, si bien muchas se entregaron a naciones africanas años después dentro de programas de «ayudas al desarrollo». 

Mobirise
La H&K VP70 tenía doble acción única, y era capaz de disparar en modo semiautomático y en ráfaga corta (tres disparos), disponiendo de un cargador de 18 cartuchos 9x19 mm Parabellum, si bien para el mercado italiano se hizo una versión en 9x21 mm (el 9 PB está prohibido en Italia para uso civil). La versión capaz de disparar en ráfaga era sólo de uso policial y militar, y era la única que llevaba culatín (arriba), si bien la versión para el mercado civil italiano lo acoplaba también, aunque no podía disparar en automático.

La idea de incluir la VP70 como arma de los marines coloniales de la serie Alien (bajo la denominación de H&K 88 Mod 4) fue, según la «Xenopedia»:

Debido a su aspecto futurista (particularmente en el momento en que se realizó la película). Además, sigue siendo un arma bastante oscura, y su ambigüedad ayudó a enmascarar sus orígenes del mundo real en la     película. Usar un arma inusual pero existente para el arma de los marines también fue mucho más barato que modificar una pistola más común para que parezca futurista, como con los Rifles de pulso. En realidad, la pistola dejó de producirse en 1989, unos 190 años antes de los acontecimientos de la película.

Este último hecho no debería de extrañarnos demasiado, la mecánica de las pistolas de autocarga es tan perfecta, que sus diseños han avanzado realmente poco, y hoy en día, una Colt 1911 del calibre .45, por ejemplo, sigue siendo un arma eficaz y demoledora, aunque sea una pistola de hace más de 100 años.

Mobirise

Un marine colonial empuña su Heckler & Koch VP-70 en medio del nido de los extraterrestres malos en la película «Aliens, el regreso», de 1986. En la misma, puede comprobarse el demoledor efecto de sus proyectiles blindados de 9 mm sobre las cabezas de los bichos malos. Y es que no hay como las cosas bien hechas :) 

La idea era tan buena que cuajó, y no sólo en la película, sino también en sus secuelas comerciales, como comics y videojuegos, la VP70 se consagró como el arma de los marines espaciales.

El uso de la VP70 en Aliens inspiró dos armas de estilo similar: la pistola VP78 en el videojuego de 2010 «Aliens vs. Predator» y la «88 Mod 4 Combat Pistol» en el videojuego de 2013 «Aliens: Colonial Marines». 

En el juego «Aliens: Colonial Marines», la VP70 seleccionada es una Z (en la película era una VP70M sin culatín) pero aparece como el arma, ya legendaría, del teniente Gorman. Por otra parte, las fichas del juego la defienen ya como un modelo: la «88 Mod 4 Combat Pistol» que es una VP70Z actualizada, aunque visualmente es idéntica, aparte de las diferentes marcas, pues en la «88 Mod 4» dice «MK 88 Mod 4», y le falta la marca «HK» (de Heckler & Koch) que va en la empuñadura de la pistola.

Sin embargo, en el videojuego «Alien vs. Predator» el arma que aparece, la llamada VP78, no es exactamente una H&K VP70, sino que se basó más en la Beretta 93R (una variante capaz de hacer ráfagas de tres disparos de la Beretta 92FS).

Mobirise
El teniente Scott Gorman, en primer plano, delante del cabo Hicks, desenfunda su H&K VP70 dispuesto a detener a los Xenomorfos que acechan a su hombres. La versión que emplea es la VP70Z, si bien hay otra, la denominada VP70M (de «Militär», militar en alemán), una pistola ametralladora con selector de disparo (modo semiautomático y ráfaga corta), que disponía además de una funda culatín, empleada con eficacia por el ejército portugués en sus campañas coloniales en África en los años 70 del siglo XX. 
Por lo tanto, a diferencia de chapucillas más o menos cutres, como las armas modificadas de Star Wars que dan grima y repelús, empezando por la cutre pistola de Han Solo, que no es más que una venerable Mauser C96 de hace más de 120 años, feamente customizada (la original es mucho más bonita), o las patéticas conversiones de los subfusiles Sterling y de las ametralladoras MG-34 de los «Stormtroopers» imperiales, al menos en la serie Alien tuvieron el detalle de currárselo un poco más.

13 de abril de 2020

Nota:

Esta página es complementaria de mi Web Site  «El Espejo Mágico»