El espejo Mágico
My cars & me
Facebook
E-mail
 

LOS PROTAGONISTAS





ES IMPOSIBLE convertir o hacer todos los coches que he tenido a escala de clicks de Playmobil, pues no es nada sencillo, pero si lo haré al menos con los cuatro últimos, pues hay modelos transformables en scratch, y es posible localizar o fabricar las piezas necesarias. Así pues, ésta será mi colección.




MINI Cooper S Cabrio

Esta pequeña maravilla cuya conducción es una delicia se ha convertido en el mejor coche que he tenido. Rápido, potente, seguro y estable, tiene además, todas las utilidades imaginables.


SMART  FORTWO

Este Cochecito era perfecto para circular por Madrid. pero tenía muchos defectos cuando debía de afrontar un viaje serio. Eso si, era posible aparcarlo en cualquier sitio.




PORSCHE Boxster 987 S Cabrio

Los Porsche no son coches normales. Son otra cosa. Sin ser excesivamente potente (tenía 282 CV) conducir por carretera este deportivo es una experiencia de lo más agradable.



MERCEDES SLK 200 KOMPRESSOR

Después de seis años con este coche, 95 000 km y no un sólo fallo, no lo dude, si usted desea un vehículo sólido, fiable y eterno, cómprese un Mercedes.

 

UN MUNDO EN PEQUEÑO





siempre he sido un «friki» pero es que quienes hacemos miniaturas lo somos siempre. Desde hace algunos años mi amigo Carlos de la Rosa, que entre otras aficiones restaura coches clásicos, hace también miniaturas de Slot: http://www.clasicosdeslotdelarosa.es/index.php y sus modelos son realmente llamativos.


Un día, viendo fotos de sus trabajos (a la izquierda), se me ocurrió hacer en escala representaciones fidedignas de mis coches, y como los quería para adornar las baldas de mis librerías, decidí hacerlos a una escala más grande que el 1/32 de los coches de Slot (54 mm.) que es también la escala de colección de mis miniaturas en metal.


Finalmente, tras dudar de si los haría a 1/24 o a 1/18, opté por esta segunda escala, pues me permitía dos cosas; contar con modelos de serie que podían ser «tuneados» para ser iguales que mis coches reales; poder añadir por su tamaño, que ya es considerable, multitud de detalles. Finalmente, incorporé algo original, mi representación en figura junto a cada uno de ellos, eso si, en click de Playmobil.


En total he tenido más de una decena de coches, empezando por un Ford Fiesta «Sport» del 81 de color verde cristal, regalo de mi madrina por mi 18º cumpleaños (eso si que fue un regalo).


Luego llegó un Fiat Uno «Sting», blanco que nos compraron a mi hermano y a mi mis padres, y después el primero realmente mío, comprado en 1988 con mi primer dinero, un Alfa Romeo Sprint 1500 «Quadrofoglio Verde» (a la izquierda parezco junto a él), que tuvo un final triste, destrozado por una ambulancia que se saltó un semáforo en rojo y perdió el control. Carecía de dirección asistida, y era pesado y ruidoso. No tenía aire acondicionado y su motor no era excesivamente potente, pero molaba, pues tenía un carburador de doble cuerpo y un motor que sonaba como un avión de la Primera Guerra Mundial, siendo muy agradable de conducir.


Luego vinieron dos Rover, un 214 Si, y un 218 «VVC Coupé», éste último muy bonito, pero resultó en su mecánica y calidades una verdadera basura. Le siguió un Renault Megane Cabrio, del que me de me deshice muy rápido, pues no me gustó nada, pero eso si, desde entonces todos mis coches han sido descapotables. Todos estos coches tienen el mismo problema para ser llevados a escala 1/18 y ser adaptados a mis modelos, y es que es muy complicado encontrar ejemplos de calidad, y para que hablar de dibujos o planos.


Al final, mi primer coche a escala 1/18 con una «versión» de mi mismo en click de Playmobil, fue el Mercedes SLK 200 «Kompressor», que tuneé para convertirlo en una replica exacta del mío. No es por nada, pero quedó genial (lo tienen a la izquierda), conmigo abordo con mi cazadora de piloto y mi gorra negra. El éxito fue tan exagerado que recibí media docena de peticiones de amigos y amigas para que les hiciese a ellos o alguien de su familia su coche y, por supuesto, la correspondiente figura. Nació así la más rara de mis colecciones.





 

En la autopista Sevilla-Madrid con mi Boxster 987, en su primera configuración, con las  llantas de serie, mod. 2007.

«Porsche 987 S Cabrio». En mi coche, con las llantas de la segunda  configuración, 2014

Ir al catálogo de mis coches a 1/18

.Portada        .Inicio        .Escóbula       .Ilustraciones        .My cars & me        .Miniaturas        .Amarillos Viejos        .El Clan del Lobo        .Mac Museo



Disponible marzo de 2021